Actualidad administrativa civil y mercantil sobre la crisis del Coronavirus AQUÍ

Legislación | Noticias

Aprobada en las Baleares una Ley de apoyo a emprendedores y PYMES

Acaba de aparecer publicada en el Boletín Oficial de las Illes Balears la Ley 2/2012, de 4 de abril, de apoyo a los emprendedores y las emprendedoras y a la micro, pequeña y mediana empresa, versión corregida y aumentada del Decreto-ley 5/2011, de 29 de agosto, convalidado en su día por el Parlamento autonómico y ahora derogado por esta Ley, que asume su contenido.

La norma parte del reconocimiento de la realidad económico-empresarial de las Islas, sustentada sobre los autónomos y pequeños y medianos empresarios –un 95,6% son microempresas-, señalándolos como determinantes para el crecimiento económico y la innovación, y de la correlativa obligación y la responsabilidad de los poderes públicos de promover un marco favorable para que se desarrollen sus capacidades  y la riqueza que generan repercuta en el conjunto de la sociedad y en la mejora y el mantenimiento del bienestar social.

Este escenario es puesto en relación con las políticas orientadas al apoyo a los emprendedores, iniciativas como la Small Business Act, desarrollada a mediados de la década de los cincuenta en los Estados Unidos, cuyos principios siguen vigentes en la Small Business Act for Europe, que la UE adoptó en 2008 y que tiene por objeto crear unas condiciones favorables para el crecimiento y la competitividad sostenida de las pequeñas y medianas empresas europeas, basándose en diez principios, orientados a definir las políticas comunitarias y nacionales, y en medidas prácticas para aplicarlos, tales como la creación de redes de empresas y el intercambio de experiencias, la adopción de  medidas en materia de enseñanza, formación, fiscalidad y asistencia a empresarios, la remoción de obstáculos administrativos para acelerar los procedimientos de creación de empresas y de actividades comerciales o la facilitación del acceso a la financiación, todo ello inspirado en el leitmotiv “pensar primero a pequeña escala”.

La Ley se estructura en cuatro capítulos; el primero de ellos establece como objetivo de la ley promover la creación y la consolidación de empresas como mecanismo tractor de la generación de riqueza y empleo para las Illes Balears, basado en medidas de diferenciación para crear y mejorar la competitividad y la productividad; el capítulo II  pretende sensibilizar y promover la creación y la consolidación empresarial desde la escuela hasta la universidad, introduciendo los conceptos relacionados con el emprendedor o la emprendedora en el ámbito educativo en todos los niveles; el capítulo III establece instrumentos de simplificación administrativa, entre ellos, la reducción de cargas administrativas en la creación de empresas y el impulso de una plataforma informática integral de servicios de información, tramitación, asesoramiento y acompañamiento empresarial; finalmente, el capítulo IV regula actuaciones que permitirán acceder a la financiación tradicional y no tradicional y a la vez paliar los problemas económicos coyunturales provocados por la situación económica actual, creando un fondo de capital semilla y otro de capital riesgo, como elemento impulsor de la financiación empresarial y estableciendo una política de fomento de captación de ángeles inversores (business angels), a lo que hay que añadir la habilitación de líneas de avales que cubran las necesidades no cubiertas por el sistema financiero actual.